PETTINATO, CHARLY Y UN DISCO QUE SUENA A JAZZ

Tomar el trabajo de otro artista para desarrollar un mensaje personal siempre implica un riesgo. Pero la música de Charly García reúne innumerables elementos que hacen que siempre parezca una buena idea recrearla, aunque no exenta de peligros por las inevitables comparaciones.

Sin embargo, Roberto Pettinato sale airoso en el flamante álbum Pettinato Plays García, en el que, además, contó con la presencia del propio compositor en la mayoría de sus temas. Lo audaz de parte del saxofonista fue rehuir la tentación de caer en el lugar común de la deconstrucción. En efecto, hay un tratamiento basado en las melodías de cada composición y un espíritu sereno para aproximarse a ese núcleo esencialmente introspectivo que trasluce en muchos de sus temas la pluma de Charly, casi siempre encubiertos por la energía del rock. Pettinato, a partir de las melodías nos descubre el hueso de las composiciones de García.

El disco tiene un tratamiento jazzístico por parte del grupo, un Classic Quartet, con Pettinato en saxo tenor, Andrés Marino en piano, Hernán Cassibba en contrabajo y Omar Menéndez en batería, más García en teclados, piano y guitarra. La unicidad en las once composiciones del trabajo está en su tratamiento y en la voz del saxofón como protagonista. Un disco que tiene una postura artística madura y abierta hacia la música de García.

El disco abre con la versión instrumental de Say No More (1996). La introducción de piano y saxo crea un clima que anticipa el tratamiento que tendrá esta composición, un medio tiempo con Pettinato recreando la melodía, con una voz impostada de tono devocional con momentos de una inesperada agitación. El grupo parece encontrarse cómodo en las tensiones y abordan el tema desde diferentes senderos. Jazz mainstream desde el piano y un controlado estallido de free tras un arreglo de contrabajo prometen un camino sinuoso para la música de Charly.

Veinte trajes verdes (1981) es un tema de Serú Girán que el saxo introduce con una articulación bluesy arropado por un sólido groove. Aquí se percibe al grupo más suelto alrededor de la música de García. Marino se luce con un solo que describe un marcado arco de tensión y Pettinato improvisa sobre trozos de la melodía en un plan de reiteración casi de trance. En Transatlántico Art Decó (1982) el sonido del saxo impregna el clima del espíritu de Coltrane, y esa entonación hímnica que convive con el intenso énfasis del free jazz. Poseído por esta atmósfera, Pettinato improvisa una apasionada línea que tiene un tono incidental, muy a tono con el tema original.

El disco tiene segmentos que enlazan tema con tema, Charly dice, por ejemplo, “ahora viene el mejor estribillo del mundo”, e irrumpe el saxo para comenzar con una descarnada versión de Tango en segunda (1974), un tema de Pequeñas anécdotas sobre las instituciones. Un solo ondulante, que recrea aquel motivo original y que casi 50 años después parece sacudir las fronteras emocionales de esta canción de los Sui Generis.

Una de las joyas de Pettinato Plays García es Happy and Real (1991), en la que Charly canta con la ubicua segunda voz del tenor. Algo más rápido que el original, su voz transmite a través de la emoción su tono de trasnochado crooner y representa una de las gratas sorpresas que encontramos. La hermosa versión de Película sordomuda (2002) deja al descubierto la profundidad del mundo melódico del pianista y compositor, que el cuarteto explora sin prejuicios y con genuina relajación.

IPad Church Number 9 es un tema inédito encontrado en un Ipad de García. Más bien es un boceto que por un lado tiene un aire inconfundiblemente sacro aunque el arreglo de guitarra y de saxofón le quite algo de eso tonoVos también estabas verde (1982) muestra cierta reiteración en el tratamiento de los temas o al menos de las introducciones. Ese estallido seguido por el saxo tenor sonando como un cuerno (muy a la manera de Coltrane en A Love Supreme, entre otros de sus discos) y la entonación hímnica le quita quizás flexibilidad a la melodía. Una entonación que se repite y que no parece tener destino más que una enunciación.

Después llega la versión cantada de Tango en segunda, y otra vez la cruda voz de Charly que cuenta: “Alguna gente que conozco/vive metida en un baúl/ Teleteatro del futuro/ patafísica del sur”. Un tema que tiene una hermosa sonoridad (García se sumó con el vibráfono), con un arreglo que aporta misterio y swing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *