EL PADRE DEL DANCE EN ARGENTINA

El legendario Giorgio Moroder hizo una presentación estelar en el día de ayer en Niceto club, dando cátedra haciendo un recorrido “cósmico” entre grandes hitos de la música disco y electrónica de hoy.  

 

Aterrizado en Buenos Aires y con sus 75 años a cuesta, ayer el hombre mostró que está tan vigente como hace 4 décadas atrás cuando se convertía en el padre de la música disco, transgrediendo conceptos incorporando los sonidos de los sintetizadores a un estilo que luego fueron adoptando artistas que lo sucedieron. Lo cierto es que con los años no solo no se pierden las mañas, sino tampoco, la forma de hacer vibrar a la gente. Con vigencia y con estilo personal, frente al mezclador hizo vibrar a una gran cantidad de seguidores y amantes de la música electro que se rendían frente a su arte.

 

Moroder es lo que se define como una de las leyendas vivientes de la música. No solo por ser vanguardista y haber creado a la música Disco, sino que su talento alcanzó a seducir a Hollywood, donde cosechó premios Oscars: En 1978 grabó The Chase, tema de la película El expreso de medianoche por la cual obtuvo el premio a la mejor banda sonora. En 1983 la fama de la pantalla grande le da reconocimiento con Flashdance,  recibiendo el galardón a la mejor canción interpretada por la cantante estadounidense Irene Cara, por el ya clásico What a Feeling. Lo mismo iba a suceder en 1986,con su canción Take My Breath Away tema principal del film Top Gun e interpretada por la banda new wave Berlín también recibió el Oscar a la mejor canción.

 

Pocos conocen, que el hombre estuvo detrás de varias canciones de gran éxito de eventos deportivos. Fue el autor de  las canciones de los Juegos Olímpicos de Los Ángeles 1984, los Juegos Olímpicos de Seúl 1988 y la tan recordada Copa Mundial de Fútbol de Italia 90.

 

Su carrera musical es tan polifacética que lo lleva y lo trae de la producción a la autoría, a la colaboración con grandes artistas, como al descubrimiento de nuevos sonidos. Un incansable que fundó el Musicalnd Studios en Munich, estudio de grabación por donde pasaron Led Zeppelin, Electric Light Orchestra, Queen y Elton John durante gran parte de las décadas de 1980 y 1990.  

 

En los últimos años aun parece no conocer la palabra cansancio. Hace 2 años lanzó lo que hasta el momento es su último trabajo de estudio llamado Deja Vú  con colaboraciones de Britney Spears, Kylie Minogue, Sia, Charli XCX, Mikky Ekko, Foxes, entre otros. En  el 2016 participó de la Banda Sonora de Tron RUN y participó activamente en el disco Random Access Memories de los franceses Daft Punk, de los que se reconoce un fanático.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.